Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15/07/08

Antes de hacer valoración alguna sobre la situación de los Deportes en Santa Marta y de los convenios existentes con los clubes de Fútbol y Baloncesto (especialmente) queremos, de una parte, congratularnos por el hecho de que se convoque a la oposición para participar y dar propuestas y por otro lado, dejar claro que antes, nos hubiera gustado contar con un “mapa” que nos sirva para tener clara la realidad de la que se parte.

 

En función de ello, cabe diferenciar lo que IU Los Verdes propondría como “marco ideal” y lo que propone aquí y ahora, contando con los presupuestos que se aprobaron para 2008 (con nuestro voto en contra) y con los compromisos ya adquiridos.

 

1. Diagnóstico previo

 

En Santa Marta, la política deportiva se ha centrado tradicionalmente en el respaldo a los clubes locales que aglutinan a la mayoría de los deportistas (Fútbol y Baloncesto), en el apoyo económico para le celebración de competiciones y actividades deportivas puntuales (cross, carrera ciclista, certamen de judo, etc), y en la puesta en marcha de algunas actividades de deportivas de carácter extraescolar como el ajedrez.

 

Sigue habiendo, sin embargo, deficiencias/ausnecias en aspectos importantes. A saber:

         política de deportes para mayores (recuperación, fisioterapia, etc)

         programación deportiva e impulso del deporte como ocio, al margen de las competiciones federadas. Liguilla municipal, deporte de aficionados y veteranos, etc.

         Coordinación entre deporte extraescolar, federado, competición provincial, etc

         Excesivo protagonismo en el presupuesto en lo que a la financiación de la UD Santa Marta y el Club de Baloncesto.

         Programa de fomento del deporte (especialmente en edades en las que tiende a abandonarse: durante la Enseñanza Secundaria y el Bachillerato; y también entre la población de 20 y 30 años).

         Fomento de otras modalidades deportivas.

         Impulso de la participación en el deporte en la modalidad de árbitros/as y entrendores/as-monitores/as. Convenios con diferentes federaciones para impartir algunos cursos en Santa Marta (que atraerían a su vez a personas de municipios colindantes). Pago de transporte para los que solo se realicen en Santa Marta.

         Programas deportivos y de ocio en época estival (aprovechando las posibilidades de financiación mediante subvenciones existentes ad hoc): combinación de formación deportiva y de ocio (fútbol y piscina, por ejemplo), programas formativos de varios deportes (tenis, frontenis y pelotamano), competiciones callejeras (sokatira, gymncana, etc)

         Protagonismo especial de las diferentes modalidades deportivas en las fiestas (como culminación del trabajo deportivo realizado durante el año).

 

2. El Fútbol en Santa Marta

 

Sin duda alguna, el fútbol es en Santa Marta “el deporte rey”. Es practicado en diferentes modalidades, categorías, espacios y horarios por cientos de deportistas. En Santa Marta se juega al fútbol federado, escolar, de cafeterías, en la calle…

 

Santa Marta cuenta, de modo organizado, con un referente como la UD Santa Marta, club que combina el fútbol base con la participación en el Campeonato Nacional de Liga de 3ª División de la RFEF.

 

El convenio de colaboración que anualmente vienen suscribiendo la UD Santa Marta y el Ayuntamiento contempla dos tipos de ayudas: la económica (90.000 euros anuales) y la utilización preferente del Campo Municipal Alfonso San Casto.

 

El convenio, con el que en líneas generales estamos de acuerdo, plantea varias dudas que deben ser resueltas: ¿Debe el Ayuntamiento financiar todos los equipos de la UD Santa Marta, o sólo aquellos de categoría de fútbol base? ¿Qué capacidad de control se reserva el Ayuntamiento al delegar en la UD Santa Marta toda la formación de fútbol? ¿Debe financiar la UD Santa Marta el equipo de tercera o debe exigir al Santa Marta que autofinancie su equipo de categoría nacional?

 

El convenio de colaboración recoge vagamente la necesidad de priorizar a los niños empadronados en Santa Marta a la hora de jugar en los equipos. Sin embargo, durante los últimos meses algunos padres se vienen quejando de que la política de la UD Santa Marta parece estar orientada a la consecución de logros deportivos que consoliden al equipo como un referente regional que a la formación básica en la que los niños jueguen en condiciones de igualdad, dejando de lado aspectos competitivos.

 

2.1 Escuela Municipal de Fútbol y UD Santa Marta.

 

El problema tiene una solución compleja. Podría optarse por limitar la ayuda a la UD Santa Marta como entidad deportiva (desplazamientos, viajes, material, campo de fútbol y arbitrajes) y asumir el Ayuntamiento la función de formación. Ese modelo consagraría la dualidad de una Escuela (sin fines competitivos, con los principios de participación en igualdad de condiciones, la transparencia y publicidad en la adjudicación de plazas, etc) y un Club de Fútbol (el Santa Marta) que sería  el que decidiera libremente cual es su política deportiva (en función de la voluntad de sus socios, de sus posibilidades económicas, de su capacidad deportiva, etc). La dificultad principal sería la de crear desde cero esa escuela, y la de hacerla atractiva en la medida en la que cualquier niño (y cualquier padre) desea participar en las competiciones (y si son de más categoría mejor aún). Aquí el problema trasciende además a la realidad de Santa Marta porque la Diputación Provincial tiene una política deportiva que francamente deja mucho que desear. ¿Cómo construir un modelo ideal si no hay modelos similares con los que “competir”, competiciones acordes en las que participar, etc?.

 

Otro problema, y no menor, es de la gestión de esa escuela y la contratación del personal. Creemos que Santa Marta, tanto por el número de niños y adolescentes como por su población en general, está en condiciones de impulsar para éste y otros deportes, un Patronato Municipal de Deportes, con Monitores Deportivos contratados de manera estable por el Ayuntamiento, y que ese modelo sea rentable. Ahora bien, como no somos ingenuos y sabemos que nuestra opinión no es mayoritaria, queremos dejar claro un aspecto: si se va a impulsar una Escuela Municipal con gestión externa, preferimos optar por modelos de delegación en clubes con experiencia (ver apartados siguientes).

 

2.2 La UD Santa Marta como Escuela de Fútbol

 

Otra forma de abordar la relación, es la delegación total en la UD Santa Marta de la “formación deportiva”. En este caso podrían pactarse cláusulas expresas de reserva de plazas para los niños de Santa Marta, y unos principios de funcionamiento eminentemente formativos, aunque se participase en categorías federadas. Los equipos superiores (categoría regional infantil, regional cadete, nacional juvenil y 3ª división) quedarían fuera del convenio principal pero contarían con ayudas municipales (campo de fútbol, arbitraje y desplazamientos), autofinanciándose en aspectos como material, fichas federativas, etc.

 

No se puede obviar que este modelo plantea una dificultad evidente: evitar la segregación. Es sin duda, harto complicado, que convivan en una misma estructura, dos modelos: el competitivo y el formativo.

 

La otra gran dificultad es la de “normativizar” este modelo. La UD Santa Marta pertenece a sus socios y es la voluntad de su asamblea la que debe marcar su orientación deportiva. Evidentemente en la medida en que el Ayuntamiento financia, también debe decidir o imponer una serie de orientaciones, pero instaurar un modelo global va mucho más allá de una serie de claúsulas.

 

2.3 La Escuela Municipal como Club

 

Quizá la alternativa más viable sea la de acomodar el convenio actual entre Ayuntamiento y UD Santa Marta a la realidad del propio club (un referente en las máximas categorías que necesita apoyo para realizar largos desplazamientos por Castilla y León, y asumir el coste de los arbitrajes, más la utilización democrática del campo de fútbol) y al tiempo impulsar una Escuela Municipal en la que participen chavales desde prebenjamines hasta juveniles de segundo año (18 años) y que los equipos de esa escuela participen en competición federada pero como experiencia de aprendizaje y como espacio de ocio. Esa política marcaría las orientaciones formativas, la participación de los y las escolares, la admisión, el régimen disciplinario y aspectos fundamentales como la convivencia, la rotación, etc.

 

En ningún caso el club aceptaría ascender de categoría (en caso de que se consiguiese), cediendo ese espacio a otros clubes (UD Santa Marta) ya que de lo contrario se podrían viciar esos principios.

 

En resumen:

 

La apuesta de IU Los Verdes pasa por impulsar un Patronato Municipal de Deportes que tras un diagnóstico de las necesidades y la demanda deportiva, ponga en marcha, Escuelas Municipales en aquellas modalidades en las que haya espacio y niños y nilñas dispuestos a participar (en el caso del fútbol es evidente).

En un segundo espacio quedaría la colaboración económica con los clubes federados (colaboración que se adaptaría a las necesidades particulares) a cambio de acuerdos de promoción de Santa Marta, de no cobrar entrada en determinadas categorías, de dar preferencia en la admisión en sus clubes a los chicos y chicas de las escuelas, etc.

 

 

3. El actual convenio con la UD Santa Marta (extensible al baloncesto)

 

Como quiera que estamos a mediados de julio y parece imposible platear la cuestión de fondo desde cero, lo que hay que discutir es la redacción del nuevo convenio o lo que es lo mismo, partir de la premisa de que el convenio no debe nunca renovarse de manera automática sino en base a un diagnóstico que debería llevarse a cabo, anualmente por esta comisión.

 

Proponemos:

 

a)      Cláusula expresa de reserva de plazas para los niños empadronados en Santa Marta en TODAS las categorías (también la de regional infantil, regional cadete, nacional juvenil). Esa cláusula establecerá mecanismos de control (necesidad de que la UD Santa Marta entregue a la Comisión de Control del Convenio una copia de las fichas federativas así como la posibilidad comprobar en el padrón que el porcentaje de reserva se está cumpliendo).

b)      La cantidad que cada jugador deba pagar por participar será pactada con el Ayuntamiento y fijada en el convenio. Del mismo modo que el Ayuntamiento no puede imponer la cuantía de las cuotas de socio, sí es justo que si financia los equipos, imponga limitaciones para que ningún niño pueda quedarse sin jugar.

c)      Puesta en marcha de un equipo femenino en el que puedan participar las chicas una vez que finaliza el modelo federativo mixto (infantiles / 14 años).

d)      Exclusión del equipo de Tercera División del convenio. Es cierto que supone un estímulo y también una forma de promocionar Santa Marta en la región, de generar ocio, etc. Pero hay muchas necesidades básicas deportivas que cubrir y de momento, es imposible llegar a todo. Si hay que priorizar, empezamos por aquí.

e)      Cláusulas éticas. Penalización de conductas antideportivas tales como sanciones disciplinarias, etc. El Ayuntamiento también controlará estos aspectos y para ello se hace necesaria la mención en el convenio.

f)        La implicación de la UD Santa Marta en los pagos de los gastos de mantenimiento o la gestión compartida de la publicidad.

 

 

Nota:

 

El presente informe, elevado a la Comisión de Deportes se ha elaborado tras una entrevista con la Asociación ASTORMI (que se reunió con todos los Grupos Municipales), la recepción de quejas por parte de algunos padres de chicos de la UD Santa Marta y la lectura del Convenio 2007.

 

Puede contener incorrecciones debidas a la falta de información de detalle por parte de la Concejalía, pues no en vano, ésta es la primera vez que se reúne la Comisión de Deportes.

 

Mariasun Barandiaran

Portavoz de IU Los Verdes

Santa Marta, julio de 2008

Anuncios

Read Full Post »