Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10/12/09

Hace no mucho tiempo, un comerciante de Santa Marta, al caer en la cuenta de que “estoy en el Ayuntamiento” me preguntó que para qué vale ser concejala. Y he de reconocer que, de primeras, no supe responderle. La cola me sirvió como excusa y solventé el asunto diciéndole que el próximo día le contestaba con más calma… y en esas estaba, reflexionando, hasta que el jueves pasado se celebró Pleno Ordinario en Santa Marta, localidad conocida por el sospechoso número de Plenos Extraordinarios que el Alcalde Javier Cascante ha convocado en sus dos años de mandato. Si el Pleno, que es -por analogía- el poder soberano en Santa Marta, no sirve para nada (o casi nada), ser concejala, tampoco debe ser muy útil.

Claro que, no todo el mundo piensa igual. El Alcalde, por ejemplo, con el sueldo que cobra, seguro que no está de acuerdo. Tampoco están de acuerdo conmigo los vecinos a los que facilito información que el Ayuntamiento les niega, las asociaciones que me piden información para poder preparar sus propuestas sobre las basuras -y que ante mi pesimismo, siempre reconocen la importante labor-, o los colectivos en nombre de los que tratamos de introducir propuestas, alternativas, preguntas, y mociones.

El Pleno del jueves pasado coincidió con el 18 día de huelga de hambre de Aminetu Haidar, activista saharaui a la que Marruecos ha retirado su pasaporte y que se encuentra “tirada” en el aeropuerto de Lanzarote. Para ese día, la asociación Rimal Sahara Tormes, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui e Izquierda Unida, decidieron movilizarse. “Algo habrá que hacer, por pequeño que sea el gesto”…

En Santa Marta, decidí presentar una moción de urgencia. La moción ni siquiera se llegó a discutir, porque el PP, el PSOE y David Gómez Maldonado, votaron en contra de la urgencia de la moción, o dicho de otra manera -aunque algunos em llamen torticera- que no les pareció urgente debatir una moción sobre una persona que está poniendo en verdadero riesgo su vida, su salud y su futuro, para reivindicar dignidad, para exigir el cumplimiento de los derechos humanos.

Lo más lamentable, es que ni siquiera tuvieron la decencia de fijar posición. Votaron en contra y a otra cosa.

Quería contaros estas penurias, en un día en el que se conmemoran los Derechos Humanos, y en el que Salamanca, y muchas personas de bien, de Santa Marta, se han concentrado por segunda vez, en solidaridad con Aminetu.

Anuncios

Read Full Post »