Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2011

¿Recortes?

Pese a que en 2010 los sueldos del Alcalde y los Tenientes de Alcalde así como las retribuciones del resto de concejales bajaron un entre un 5 y un 10%, lo cierto es que Santa Marta sigue siendo noticia por tener uno de los alcaldes mejor pagados de la región (más que el de Palencia por ejemplo).

Puede decirse que la crisis no la notan los políticos o al menos eso parece si se tiene en cuenta que al estrenarse el nuevo mandato, el Alcalde ha prorrogado, sin posibilidad de debate, las percepciones aprobadas en 2007 (que entonces supuso una subida de hasta un 200%) con los votos favorables de toda la corporación excepto el voto en contra de IU.

Desde aquel año, hemos venido reivindicando una gestión austera de los recursos así como la necesidad de dar ejemplo desde todas las administraciones, máxime cuando a  trabajadoras y trabajadores les vienen impuestos sacrificios económicos que afectan a su bienestar.

Para evitar que un tema trascendente y ejemplarizante pasase desapercibido, como pretendía el PP, Izquierda Unida ha presentado una moción que obliga a cada grupo político a posicionarse y retratarse. Izquierda Unida propone que se rebajen los sueldos y gastos de representación, como primera medida y que el ahorro resultante se destine a gasto social, y en concreto a ayudas a becas para libros, ayuda social de emergencia, servicio comida a domicilio y cooperación al desarrollo.

La propuesta de IU, rechazada por la mayoría absoluta del PP supondría reducir el sueldo del Alcalde de los 53.000 € a 30.000€, fijar en 21.000 € el de los Tenientes de Alcalde y establecer en 283 y 56 € las cantidades que los concejales cobrarían por Pleno y Comisión Informativa.


Anuncios

Read Full Post »

VPO: ¿Para quién y para cuándo?

El marzo de 2010, PP y PSOE aprobaron –con el voto en contra de IU- el desarrollo de la parcela (M-4-2 del Sector 2) situada junto al nuevo Supermercado Lidl, acordando que las Viviendas de Protección Oficial se construyesen por la empresa Arranz Acinas. En palabras del Alcalde “una empresa garantiza con mayor solvencia la rápida construcción de las mismas”. IU propuso que parte de la promoción se reservara para el régimen de alquiler público. “Ya veremos” contestaron PP y PSOE.  Cuando propusimos que la promoción se encomendara a la administración el Alcalde fue contundente: “Arranz Acinas es más solvente y garantiza mayor rapidez”.

La realidad, siempre tozuda, vuelve a dar la razón a IU. Las viviendas, cuyo construcción se ha demorado sine die, se ofertan a precios inalcanzables para la mayoría de los ciudadanos: las de 90 m2 y dos plazas de garaje tendrán un coste de 160.000 €, y las de 70 m2se venderán por 140.000 €.

¿A qué tipo de gente se destina este tipo de vivienda? La respuesta es sencilla, sobre todo si tenemos en cuenta las características y el precio de las mismas: a gente de importante poder adquisitivo, y no para la gente que necesita del poder público para acceder al derecho constitucional a la vivienda. En esto consiste la política del PP, ni más ni menos, en facilitar que una zona privilegiada se colmate de viviendas y que la protección oficial quede desvirtuada por el precio de las mismas.

Pero los infortunios no acaban aquí. La constructora atraviesa un momento crítico y ni la construcción de viviendas ha comenzado ni el Ayuntamiento ha percibido aún los 671.000 € que ésta le adeuda, por lo que el futuro de dicho solar es incierto.

¿Quién dijo que lo privado es más eficaz que lo público?

Read Full Post »

¿Votar en una capilla?

El ayuntamiento de Santa Marta ha vuelto a proponer como Colegio Electoral los locales anexos a la Capilla de Valdelagua. En dicho lugar deberán por tanto ejercer el derecho a voto los 1.854 electores, casi un 20% del censo electoral que forman parte de las secciones 7ª y 9ª de Santa Marta.

Los concejales de Izquierda Unida hemos formulado un recurso contra la decisión de la Junta de Gobierno y la Oficina Provincial del Censo por tres motivos: en primer porque se incumple de manera flagrante el Real Decreto que regula cómo han de ser los denominados colegios electorales.  Así su artículo 1º señala que los locales en los que se verifique el proceso de votación serán, preferentemente, de titularidad pública y de entre ellos, los de carácter docente, cultural o recreativo, y deberán de ser accesibles a las personas con limitaciones de movilidad. Está claro que ese requisito no se cumple y menos cuando el Colegio Público Martín Gaite y el IES Calisto y Melibea –los más cercanos a esas secciones electorales- están vacíos sin que el Ayuntamiento haya dado explicación convincente alguna.

El segundo motivo del recurso lo fundamentamos en que la Capilla de Valdelagua no reúne las condiciones mínimas exigidas.  Ya en las elecciones del pasado 22 de mayo pudimos comprobar que la falta de espacio era evidente, la iluminación no era la adecuada ni tampoco la climatización y ventilación. Pero es que además, en esta ocasión las elecciones se celebrarán en noviembre, es decir, con una climatología previsiblemente adversa y con menos horas de luz.

Finalmente recurrimos por considerar que la Capilla no es un lugar de votación neutral. La iglesia ha protagonizado no pocos incidentes con la sociedad civil y sigue empecinada en influir en la política de los gobiernos. Con independencia de las creencias de cada uno, lo cierto es que el Vaticano se erige en autoridad pública pretendiendo ser tenida en cuenta en decisiones de carácter público: investigación científica, salud sexual, derecho de las mujeres a decidir sobre sus embarazos, etc.

No es de recibo que quienes no sean católicos tengan que votar en una Capilla. Y las contradicciones son más evidentes en el caso de Santa Marta ya que en la urbanización Signo XXV se vota en los locales municipales de Empleo y casualmente junto a ellos hay una Iglesia Evangélica ¿por qué en ese caso el Ayuntamiento cambia de criterio?

Parece evidente que tras el “sostenella y no enmedalla” existen razones ideológicas y estratégicas de sobra conocidas: llenar las urnas con los votos de un electorado que por razones obvias, el Partido Popular considera como propio.

Read Full Post »