Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 4 febrero 2012

Vecinos y vecinas: habréis tenido conocimiento por la prensa de que el Tribunal Superior de Justicia ha estimado parcialmente un recurso de Izquierda Unida contra los Presupuestos Municipales de 2011. He observado con cierta sorpresa que el Alcalde Javier Cascante, y la concejala de Hacienda, De la Torre, han comparecido rápidamente en rueda de prensa, tan rápido que es como si “estuvieran avisados de que en esa mañana saldría la Sentencia”… y han salido a la prensa, y de forma fiel, ésta así lo recoge, que:

a)      la Sentencia no tendrá ningún efecto práctico porque las partidas anuladas no se habían ejecutado

b)      que la gestión política fue buena, tanto que sólo IU votó en contra de los presupuestos

c)      que han hecho todo bien, todo legal, todo según el criterio de los técnicos, y que el Juez así lo atestigua, pero que quizás se han extralimitado en la interpretación de los fines sociales a los que se puede destinar el dinero que se obtiene por vender suelo público

Reconozco que yo pensaba que los periodistas replicarían haciéndole preguntas al Alcalde, y sobre todo, preguntando a quien en su día votó en contra de los presupuestos, los recurrió en la Justicia, fue tildada de ignorante y acusada de generar gastos inútiles, y hoy ha ganado, siquiera parcialmente, el procedimiento judicial. Como no ha sido así, os dejo mi versión de los hechos, porque tenéis derecho a conocerla.

En noviembre de 2011, el Alcalde convocó Pleno Extraordinario –cinco días antes de uno Ordinario- para aprobar inicialmente los presupuestos. En ellos, como siempre, se contemplaba el cuento de la lechera: vendo unas parcelas que tengo en Atyka y hago un Ayuntamiento, decoro una plaza con una marquesina, amueblo un cuartel de Policía, amplío la Biblioteca, cambio el césped del campo de fútbol… el Pleno Extraordinario costó 3.990 Euros a los contribuyentes (cantidad que representaba más de la mitad de lo que el Ayuntamiento dedica a ayudas de material escolar, por ejemplo) y la única que votó en contra fue Izquierda Unida.

En fase de alegaciones, el hoy concejal de IU, Jesús Santos, haciendo uso del derecho que la ley da a los ciudadanos, presentó una alegación que venía a decir que los fines a los que pretende destinarse el dinero que se obtenga por vender suelo público debieran ser los que marca la Ley, y no cosas que nada tienen que ver con la Vivienda y el mercado de suelo…

Las alegaciones se resolvieron de nuevo, en un Pleno Extraordinario el 23 de diciembre, de cuyo coste trataron de culpar a Izquierda Unida y a Jesús Santos, olvidando que las alegaciones bien podrían haberse resuelto en el Pleno de Enero, pero la crítica estaba hecha, e Izquierda Unida sentenciada… nadie habló al día siguiente de lo fundamental: el Presupuesto era ficticio (las parcelas no se venden ni devaluando mucho su precio), y los fines a los que se destinaría el dinero de esa hipotética venta eran ilegales. Lo fácil era acusar a IU de haber presentado una alegación que costaba un Pleno Extrardinario y mucho gasto –entonces les dio por la austeridad a quienes siempre se habían opuesto a bajarse el sueldo-.

La venta de parcelas y sus fines:

Dicen ahora el Alcalde y su edil de Hacienda, que no habrían hecho nada sin un informe técnico favorable, y que en cualquier caso no han hecho nada irregular, todo lo más, interpretar mal un artículo… cuán humildes se han vuelto de la noche a la mañana…

Lo cierto es que la propuesta del equipo de gobierno era aún mucho más irregular de lo que finalmente se aprobó, contemplando incluso partidas que podrían ser calificadas incluso de gasto corriente con cargo a la venta de parcelas.

Respecto a los informes técnicos, es MENTIRA que les dieran la razón. O al menos una media verdad. Lo que el Interventor municipal sostenía era que “la previsión de venta de parcelas y su afectación a fines no contemplados en la Ley del Suelo no hacía ilegal al Presupuesto en el momento de aprobarlo, sino que sería en el momento de vender las parcelas, o de afectar el dinero a esos fines cuando se vería si era o no legal”. Esa es la posición que ha mantenido el técnico municipal, y la que luego ha defendido el Letrado del Consistorio.

Pero la realidad es muy diferente a como la vende el Ayuntamiento. La Sentencia dice lindezas como esta: “a la vista de los términos con que aquélla se formula ya se advierte desde el inicio que el destino que pretende darse a los ingresos por la enajenación de patrimonio municipal de suelo no puede encajar en ninguno de los fines legal y reglamentariamente previstos”. (Es decir que no es cierto que se extralimiten al interpretar una letra del artículo 374 del RUCYL, sino que hecho por el Ayuntamiento no encaja en ningún supuesto de dicho artículo)

desde luego, puede apreciarse en sede jurisdiccional sin esperar, como el Ayuntamiento sostiene, al concreto desarrollo y ejecución del presupuesto ya que la adveración del presupuesto municipal como conforme o no al ordenamiento jurídico no puede supeditarse –en otro caso desaparecería el control previo de legalidad  del presupuesto- a la necesidad de conocer el concreto resultado de su ejecución y de los ulteriores expedientes o informes jurídicos que eventualmente la acompañen” (Es decir, que si hubieran hecho caso de la alegación presentada por Jesús Santos, nos habríamos ahorrado un procedimiento judicial pues era claro que tenía razón).

¿Por qué la Sentencia no tendrá efecto alguno?

El Alcalde dice a la prensa “no pasa nada… porque no habíamos ejecutado ninguna inversión de las anuladas por la Sentencia”. Pues bien, es evidente que esto merece dos comentarios:

1º Que pese a haberse chotado de mí durante la tramitación de aquel presupuesto, y haber defendido con uñas y dientes que su actuación era legal, no debían estar muy convencidos de llevar la razón cuando al ver que IU había acudido al Presupuesto, decidieron paralizar la ejecución de las inversiones y guardar en el cajón el dinero de las parcelas que han malvendido.

2º Es curioso que el Alcalde alardee ahora de no haber llevado a cabo ninguna inversión en todo un ejercicio presupuestario. Seguro que si hubiera campaña electoral el mes que viene no decía lo mismo… pero claro, una vez obtenidos los votos, el papel lo aguanta todo.

Dicen que la Sentencia no tendrá efecto, pero esa es una osadía y una verdad a medias. La mala noticia es que, una vez más, el procedimiento lo pagarán los contribuyentes. La buena, que el recurso de incluir alegremente la venta de parcelas como forma de financiar ocurrencias se ha terminado. En adelante, la venta de suelo público deberá ceñirse a la finalidad de la existencia de suelo público: intervenir en el mercado de suelo, abaratar costes y hacer realidad un derecho de todos, acceder a la vivienda.

Si eso es así, la Sentencia –y el dinero que a mí también me ha costado el procedimiento- tiene un impacto importante, y estoy orgullosa de haber aguantado, en solitario, contra viento y marea, las risitas de PP y PSOE, y titulares de prensa maliciosos, en la defensa de los intereses de todas y todos.

Un abrazo, Mariasun

Anuncios

Read Full Post »